Buscar
  • Círculo rojo

Fosas clandestinas, terrorismo de Estado



Nadín Reyes, coordinadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos Hasta Encontrarlos, consideró que las desapariciones y las fosas clandestinas forman parte de una estrategia de terrorismo de Estado para mantener a la gente en una situación de miedo y zozobra.

Para la activista, la responsabilidad más grande en este fenómeno es del Estado y no de los grupos de delincuencia organizada, ya que éstos actúan en complicidad con las autoridades e incluso bajo las órdenes de ellas.

Muchas fosas clandestinas en Veracruz, por ejemplo, fueron encontradas en terrenos de alcaldes o ex funcionarios, lo cual nos habla de que existe una clara complicidad, aseveró.

En un informe especial de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se destaca que en los últimos 11 años se han encontrado 855 fosas clandestinas en todo el país, lo que demuestra la falta de capacidad e interés del gobierno para buscar a las víctimas de desaparición, pero también la posible complicidad de las autoridades con la delincuencia organizada, señalaron activistas de organizaciones civiles.


Valentina Peralta, integrante de la Red Eslabones por los Derechos Humanos, consideró que la existencia de tal cantidad de fosas demuestra que los delincuentes conocen de la falta de capacidad del gobierno para buscar a los desaparecidos, y por ello cada vez más recurren a depositarlos en lugares donde muy probablemente no serán encontrados.

Destacó que cuando es hallada una fosa clandestina –muchas veces debido al esfuerzo de los familiares de las víctimas– las autoridades suelen darle un tratamiento poco profesional a los restos humanos, lo cual significa una especie de segunda desaparición.

No tienen conciencia de que son personas, de que tienen familia y los pueden estar buscando. En los servicios forenses hay condiciones de trabajo totalmente inadecuadas, porque no tienen ni la capacitación ni el personal suficiente. No hay ningún proceso de investigación genética, aunque muchas veces los restos todavía tengan rasgos físicos claros, ropa o identificaciones, lamentó.


Un ejemplo de la falta de seguimiento de los protocolos básicos para resguardar e identificar un cuerpo, dijo, es el de las fosas clandestinas encontradas en diversos municipios de Morelos, como Jojutla, Tetelcingo y Amacuzac. El gobierno los echa en fosas comunes en calidad de basura y los desaparece para siempre, denunció.

Con información de La Jornada


0 vistas

Círculo rojo: el encuentro con la noticia es periodismo profesional, transparente, honesto, comprometido con la verdad para mantener a la sociedad informada de los sucesos que día a día son noticia.

 

Su comentario, amable lector, fortalecerá nuestro trabajo informativo en este caminar de la noticia. Participe con nosotros. Círculo rojo: el encuentro con la noticia es su voz en la red.

circulorojo.elencuentro.1@gmail.com